Nelson Mandela: Su legado de paz y desarrollo para Sudáfrica

“Después de escalar una montaña muy alta, descubrimos que hay otras muchas montañas por escalar”

Nelson Mandela

“Nelson Mandela es un héroe para el mundo”, con esas palabras el Presidente Obama define el alcance de la figura de un hombre que llevó a Sudáfrica a superar sus conflictos raciales para ser un país democrático y de libertades. Pero lo que hace a Mandela estar por encima de otros personajes de su época fue la tolerancia mostrada al triunfar su causa respetando por igual a amigos y enemigos, demostrando a todo el mundo que es posible ser al mismo tiempo un gran político y un gran ser humano, esa combinación de humanidad y poder convierte a Nelson Mandela en un ejemplo a seguir y un gran líder para todos los tiempos.

15644

A mediados del siglo XX surgieron en el mundo distintos movimientos civiles para mayor igualdad ante la ley. En Estados Unidos fueron los tiempos de la lucha contra la discriminación racial que tomaron la forma de protestas, campañas de resistencia civil, marchas e incluso el surgimiento de grupos violentos como las llamadas Panteras Negras. En Sudáfrica, la lucha contra la discriminación fue llevada en el frente político por el Congreso Nacional Africano (CNA), un movimiento de lucha contra la opresión de los negros sudafricanos que seguía las influencias de Gandhi: la resistencia civil y la no violencia. Nelson Mandela fue dirigente del CNA, así como  fundador del primer despacho de abogados de color que daba asesoría legal de bajo costo a poblaciones negras que de otra manera no hubieran tenido acceso. A pesar de la esencia pacífica del movimiento, el régimen blanco respondió de forma violenta ante la exigencia de igualdad, como ocurrió en la matanza de Sharpeville donde  69 civiles murieron en protestas pacíficas, lo cual motivó al movimiento a plantear la búsqueda de soluciones armadas en un clima de odio y resentimiento. Mandela, junto con otros líderes, fue apresado y condenado a cadena perpetua en condiciones difíciles en la cárcel de la Isla de Robben, donde dormía en el suelo, realizaba trabajos forzados y solo podría escribir y recibir una carta cada seis meses. Con su inteligencia y resistiendo con dignidad se ganó el liderazgo de sus compañeros y la buena voluntad de los guardias. Durante ese tiempo su reputación siguió creciendo  dentro  y fuera de Sudáfrica como el líder del movimiento antisegregacionista y símbolo de la resistencia. Constantemente negó ofrecimientos de libertad a cambio de negociar sus posiciones políticas y de la prisión emergió como un líder natural que llevó a Sudafrica a reconciliarse consigo misma, llegando a ser el primer presidente de color electo democráticamente

La grandiosidad de Mandela se demuestra en su convicción inquebrantable por defender su causa con métodos no violentos y a través de la arena democrática. La historia registra que al salir libre de prisión tomo té con la viuda del creador del Apartheid –política racial segregacionista implantada en Sudafrica- y que en su toma de protesta como Presidente de su país Mandela rompió el protocolo para estrechar la mano a un militar blanco, exlíder de agrupaciones armadas organizadas para defenderse de la venganza racial, felicitándolo por ser parte de la primera legislatura de un país democrático. Mandela integró también al país bajo un solo himno que fue creado  a partir de la música y estrofas de los dos himnos que los blancos y de los negros tenían en el país. Todos ellos mensajes simbólicos que demuestran su grandeza política. No hubieron venganzas y Sudáfrica se convirtió en un solo país bajo su presidencia. En un continente acostumbrado a tener dictadores que se preservan en el poder, Mandela después de su periodo presidencial se retiró de la política, haciendo de las elecciones una normalidad democrática.

nelsonmandela2

En estos días de preocupación por la salud de Madiba, como cariñosamente se le llama al viejo líder, se resalta su legado de lucha digna y pacífica, así como sus grandes logros que lo harán pasar en la historia como uno de los grandes hombres del siglo XX. En el mundo existen todavía muchas desigualdades e injusticias, luchas y derechos de igualdad todavía por conseguir y tiranías por derrocar. Y allá estará Mandela inspirando con su ejemplo a nuevos líderes que  surgirán, demostrando que defendiendo los ideales con dignidad, sin violencia y respetando al contrario se puede hacer un mundo mejor.

Anuncios

~ por Angel Rivero Palomo en 2 julio 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: